13 de julio:
Día de San Enrique

Nacido en el año 972 y fallecido en 1024, San Enrique tuvo la gran suerte de pertenecer a una familia sumamente religiosa. Su hermano Bruno fue obispo. Su hermana Brígida fue monja. La otra hermana, Gisela, fue la esposa de un santo, San Esteban, Rey de Hungría. Y la mamá de Enrique lo confió desde muy jovencito bajo la dirección de otro fervoroso personaje, San Wolfgan, obispo de Ratisbona, el cual lo educó de la mejor manera que le fue posible.

 

Nieto de Carlomagno y sucesor de los tres Otones, fue el más grande apóstol de la paz en el segundo decenio del siglo XI y uno de los más destacados promotores de la civilización occidental, colaborando a la labor del Papado y de los monjes de Cluny, de cuyo abad San Odilón fue gran amigo.

 

Enrique cumplió lo que su nombre significa en alemán: jefe poderoso. Pues empezó siendo simplemente rey (o gobernador) de un departamento del sur de Alemania, Baviera. Y allí ejerció su autoridad con agrado de todos , llegando a ser enormemente estimado por su pueblo. Pero de pronto se murió el Emperador Otón III, su primo, sin dejar herederos, y entonces los principes electores juzgaron que ningún otro estaba mejor preparado para gobernar Alemania y a las naciones vecinas que el buen Enrique, tan apreciado por sus súbditos. Y llegó así a aquel altísimo cargo.

 

Pero por todas partes estallaban revueltas y revoluciones, y el nuevo emperador tuvo que organizar un poderoso ejército para ir calmando a los revoltosos. Y resultó ser un gran guerrero. Dominó las revueltas nacionales y las de Polonia y se hizo respetar por todos los países vecinos.

 

Y sucedió que en Roma un anticristo se atrevió a quitarle el puesto al Papa Benedicto VIII. Éste pidió auxilio a Enrique, el cual con un fortísimo ejército invadió a Italia, derrotó a los enemigos del Pontífice y le restituyó su alto cargo. En premio por todo esto, el Papa Benedicto lo coronó solemnemente en Roma como Emperador de Alemania, Italia y Polonia.

 

Pocos gobernantes que hayan gozado de una manera tan extraordinaria de cariño de su pueblo, como San Enrique. Un día, a un empleado que le aconsejaba tratar con crueldad a los revoltosos, le respondió: «Dios no me dio autoridad para hacer sufrir a la gente, sino para tratar de hacer el mayor bien posible.» San Enrique murió el 13 de julio del año 1024

 

APUFAT

(Sindicato Nacional Asociación de Profesionales Universitarios

en Funciones Administrativas y Técnicas de la UCV)

se une al júbilo del pueblo católico en tan importante fecha.

 

No se han encontrado comentarios

Twitter Apufat

Login

Archivos

Efemérides

18/9/1782

Nace en Oviedo, provincia de Asturias (España) el jefe realista José Tomás Boves, “El urogallo”, tristemente célebre por sus crueldades durante la guerra independentista de Venezuela. Boves gozaba con el dolor ajeno, se recreaba en las órdenes más crueles y presenciaba las ejecuciones de patriotas, a quienes hacía bailar el “Piquirico” antes de morir. Boves murió en la batalla de Urica, en 1814 y con él, la Segunda República.

18/9/1905

Nace la actriz sueca, Greta Garbo. Nacida en un barrio humilde de Estocolmo, se convirtió en uno de los principales mitos del Séptimo Arte. Fue conocida con los apodos de “La divina” y “La mujer que no ríe” debido al rictus serio de su rostro, sólo interrumpido en una escena de su memorable filme “Ninotchka” donde suelta sorpresivamente una carcajada. Esta excepción hizo correr ríos de tinta en los periódicos con el titular “La Garbo ríe”. Su precoz retirada con apenas 36 años contribuyó a engrandecer su leyenda.

18/9/1970

Muere el guitarrista, cantante y compositor estadounidense, Jimmy Hendrix. Es considerado uno de los más grandes guitarristas de la historia de la música. Fue el precursor de muchas estructuras y del sonido de aquellas que serían las futuras evoluciones del rock.