El Ministro Ramírez y el socialismo forzado en las Universidades

A continuación presentamos un artículo escrito por el Profesor Amalio Belmonte Guzmán (Actual Secretario de la Universidad Central de Venezuela) y difundido el día de hoy (30-05-2010) por la red CAMELOT

El Decreto que le designa como ministro establece que su función principal es “ …unificar la dirección socialista de las políticas, planes y programas , para la superación del sistema capitalista en el subsistema de educación universitaria” (entendiéndose esto último como todas las formas y concepciones sobre la educación superior diferentes al pensamiento oficial).


Prof. Amalio Belmonte

Para cumplir ese mandato no escatima agresiones verbales y transgresiones a la verdad en su empeño por descalificar a las Universidades Autónomas, consideradas el mayor obstáculo de los propósitos oficiales. Igualmente, desdeña cortesías y excluye modales indispensables para quienes ocupan cargos públicos, sustituyéndolos por denuestos y lenguaje rudo cuando trata con autoridades universitarias, gremios profesorales y dirigentes estudiantiles.

Para no dejar dudas al respecto, aprovechó el primer Consejo Nacional de Universidades, para mostrar ese estilo de gobierno, donde luego de auto elogiarse por la tolerancia de permitir que asistieran a ese organismo “reconocidos golpistas “, espetó el cansino estribillo oficial: “estamos en una lucha de clases”, y ello significa, según la simplista concepción ministerial, que dos modelos antagónicos de Universidad estaban en discusión, uno cargado de bondades y futuro luminoso ,representado (qué duda cabe) por él, y otro pleno de iniquidades Y defectos , con vida activa en las Universidades Autónomas y Privadas, circunstancia que obliga a su despacho a actuar, en los términos demandados por el Decreto mencionado , para garantizar la uniformidad ideológica y la aquiescencia acrítica del mundo académico con la pretendida educación socialista .

En ese forzado escenario de lucha clases, resulta legitimo el secuestro de las autoridades rectorales de la UPEL, la suspensión de las elecciones de la UCLA, el auspicio de una Ilegal “constituyente universitaria” y la campaña innoble contra la Universidad Central de Venezuela, porque el destino manifiesto del modelo político oficial bien vale para hacer sufrir de revolución a las Universidades.

La UCV y el Ministro Edgardo Ramírez
No hay espacio o declaración de prensa en el cual la UCV, como institución , sus autoridades y, particularmente, la Rectora Cecilia García Arocha no sean víctimas de los agravios del profesor Ramírez, a lo que se suma sin bochorno el canal 8, violando derechos constitucionales y distintas leyes , entre ellas la Ley Resorte tan cara a los predios gubernamentales, demostrando que no hay voluntad ni capacidad para los grandes asuntos en quienes dirigen las políticas educativas del Ejecutivo Nacional.

Así, de forma poca digna se apela al agravio y a la invención para oponerlo a la altiva conducta de la UCV, y a la firmeza, que une sus autoridades con toda la comunidad interna, para enfrentar las pretensiones oficiales de transformarla en un espacio de genuflexiones y silencios.

Para reiterar esa conducta deplorable, el profesor Ramírez, incorpora infundios al discurso altanero que le caracteriza para acusar a la UCV de manejo inapropiado de los recursos financieros, calificando de mentira los reclamos por un presupuesto justo. Sin certeza ni rubor alguno sostiene que la UCV recibió 15. 000.973 millones para el Comedor Universitario y sólo declara 5 millones e, igualmente, sin inmutarse, señala que no se ejecutó todo el monto asignado durante el año 2009.

Con tan sólo una atenta lectura de los informes consignados ante la OPSU, estaría obligado a abjurar esos comentarios y, al mismo tiempo, enterarse de los costos y gastos distribuidos entre los Comedores que atienden a los estudiantes de las nueve facultades de la UCV en Caracas y las dos del Núcleo de Maracay , así como el apoyo a quienes estudian en el Núcleo ubicado en la ciudad de Chagua, pero no es la verdad ni las cuentas claras lo que interesa, por ello, manipulando los montos se refiere únicamente a parte de lo que se ejecuta en el Comedor de la Ciudad Universitaria. Tampoco le preocupan los efectos devastadores de la inflación, especialmente en los rubros alimenticios donde es aún mayor, ni el aumento del número de comensales provocados por la crisis económica que incluye a trabajadores, empleados y profesores lo que genera un déficit presupuestario de aproximadamente un 40 %.

Por ello, no fue aleatoria la manera como fueron recibidas las Autoridades Universitarias de la UCV cuando, el jueves 27 pasado, junto a representantes de otras universidades, acompañaron a los dirigentes gremiales profesorales y estudiantiles a la sede del Ministerio para la Educación Universitaria, con el fin de entregar un documento explicativo de las dificultades presupuestarias de las Universidades y las condiciones de trabajo y remuneración de los docentes. La respuesta fue la displicencia, la arrogancia, el irrespeto y el atropello, para hacer válida la prédica según la cual los “enemigos de clase no merecen consideración alguna” por parte de los elegidos, iluminados por la revolución, dueños de las certezas .

No pareciera ser válido invocar ante el ministro las responsabilidades y el trato adecuado que merecen autoridades y dirigentes electos democráticamente, quizás valga la pena recordar el carácter efímero de los cargos en las máximas instancias del gobierno, especialmente con la actual administración. No siempre el despido intempestivo de un funcionario, durante un domingo presidencial tormentoso, se premia con una embajada.

Frente a la hostilidad de quienes no toleran la libertad académica, la soberanía intelectual, el pensamiento crítico ni la democracia debemos estar más unidos, elevados por encima de las dificultades y las pequeñas diferencias. Que las amenazas multipliquen las fortalezas de la Universidad Central de Venezuela
Impermeables al desaliento.

Les reitero el compromiso de las Autoridades Rectorales con los principios y fundamentos de nuestra UCV. Impermeables al desaliento.

Prof. Amalio Belmonte Guzmán

No se han encontrado comentarios

Twitter Apufat

Login

Archivos

Efemérides

28/11/1680

Muere el arquitecto y escultor italiano, Gian Lorenzo Bernini.

28/11/1859

Muere el escritor estadounidense, Washington Irving.

28/11/1907

Nace el escritor italiano, Alberto Moravia.

28/11/1943

Conferencia de Teherán (Irán) en la que intervienen Stalin, Roosevelt y Churchill.