Equipo laboral llegó para bajar
las pretensiones a los sindicatos

Iglesias, Dorado y Colmenares se reúnen para enfrentar la crisis laboral

El Universal.- María Cristina Iglesias volvió al Ministerio del Trabajo y Seguridad Social y para su regreso eligió a su equipo predilecto en tiempos de crisis.

La acompañarán en su labor el ex titular de ese despacho Ricardo Dorado y el anterior viceministro de Industrias Ligeras y Comercio, Elio Colmenares, quien también hizo llave con Iglesias durante su paso en el ministerio de asuntos laborales.

La última vez que a Iglesias le tocó desempeñarse en ese despacho debió sortear una de las crisis más graves de los últimos años: el paro petrolero.

La situación la aprovechó hábilmente para destronar a la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) como la central sindical más representativa y apoyar la creación de una organización tan diversa que, en menos de un lustro, se disolvió.

Aún así durante su anterior gestión generó un movimiento sindical que por años se mantuvo enfocado más en el apoyo político al presidente Hugo Chávez que en las reivindicaciones de los trabajadores.

No obstante, esto terminó convirtiéndose en un problema cuando el movimiento de trabajadores oficialistas no logró fusionarse y, en cambio, se aceleró su dispersión. De allí que el año pasado Chávez decidiera nombrar un pieza para el Ministerio del Trabajo y Seguridad Social que no venía del propio sector sindical, a fin de que lograra la unión de las cientos de agrupaciones existentes.

Roberto Hernández no lo logró, según reconoció en la última entrevista que ofreció a la prensa hace un mes. Pero sí insertó en el discurso oficial la idea de no exigir incrementos salariales exagerados.

La seña presidencial

La orden que dio Chávez a Iglesias ya no es un secreto, la develó el viernes pasado durante un acto en Ciudad Guayana: convencer a los sindicatos de que los recursos públicos no alcanzan para atender las reivindicaciones que exigen los trabajadores. De hecho, ese día acusó de voraces y corruptos a los dirigentes sindicales de las empresas básicas por acordar contrataciones colectivas que incluyen sueldos entre 3.000 y 5.000 bolívares fuertes, bonos vacacionales de cinco meses, pólizas de hospitalización y ayudas para la educación de los hijos de los trabajadores de esas industrias.

Amenazó a los empleados del Metro de Caracas de militarizar las instalaciones del transporte subterráneo, si ejercen el derecho a la huelga en procura de mejores condiciones laborales.

Oídos sordos

Ayer en la mañana la Central Socialista de Trabajadores (CST) se pronunciar´´ía ante «los ataques al movimiento sindical» de los últimos días, tal como rezaba la convocatoria que envió la agrupación a los medios de comunicación, pero al final la rueda de prensa versó sobre el apoyo de los sindicatos al Gobierno nacional por la reciente ola de intervenciones y expropiaciones a las empresas procesadoras de alimentos. Al ser consultado sobre las críticas del presidente Chávez al movimiento sindical, el diputado Osvaldo Vera, quien también forma parte de la directiva de la CST, señaló no haber escuchado que el jefe de Estado criticara los salarios en las industrias básicas ni las bonificaciones que reciben.

No obstante, otros sectores chavistas dentro del movimiento sindical sí reaccionaron ante las palabras del mandatario.

Orlando Chirino destacó que las amenazas de Chávez son intolerables y representan una amenaza directa contra los trabajadores y los sindicatos.

«Es una declaración de guerra contra todos los que luchan por sus derechos y legítimas reivindicaciones en el marco del proceso revolucionario», dijo.

Por su parte, el Movimiento Guevarista Revolucionario, una agrupación de jóvenes dirigentes, señaló en un comunicado que las afirmaciones indican «que el Presidente está perdiendo el sentido de la realidad en forma creciente».

Libertades restringidas

Por su parte, el secretario general de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), Manuel Cova, consideró que las críticas del jefe de Estado representan una «arremetida del Gobierno contra los sindicatos» e instó a las organizaciones internacionales que velan por los derechos de los trabajadores a enviar una comisión al país para evaluar la restricción a las libertades sindicales que se presentan en Venezuela. «Antes del 15 de febrero el Presidente dijo que Venezuela estaba blindada frente a la crisis y ahora dice que no hay que discutir contratos colectivos ni hay dinero para cancelar pasivos laborales (…). Esta política es un verdadero paquete neoliberal que se quiere imponer», sentenció el representante de la CTV.

POR:

Suhelis Tejero Puntes


NOTA: Si deseas ver la información en su formato original, sólo dale Doble Click al nombre del medio que la publicó, que está al principio del texto, en Negritas y Subrayado.

No se han encontrado comentarios

Twitter Apufat

Login

Archivos

Efemérides

27/9/1917

Muere Hilaire Germaine Edgar Degas, afamado pintor francés, llamado simplemente Edgar Degas. Nació el 19 de Julio de 1834 y aunque iniciado en el estudio de Leyes por iniciativa familiar, pronto su padre decidió financiar el aprendizaje artístico de Edgar, reconociendo el error inicial. La fama de Degas empezó a crecer en la década de los setenta, vendiendo un buen número de cuadros con cierta facilidad. Degas se fue convirtiendo en un personaje solitario, dejando de exponer con otros artistas e incluso no exhibiendo sus obras al público. A partir de ese momento surge el aspecto legendario en su vida, mostrándole como un hombre amargado, de mal carácter, misógino y arrogante. El carácter del artista se hace cada vez más agrio con el paso del tiempo, mostrando de manera abierta sus prejuicios sociales, criticando la democracia y la educación de las clases trabajadoras. Los cambios vividos al iniciarse el siglo XX le convierten en un hombre ultraconservador y tradicionalista.

27/9/1940

Pacto tripartito entre Alemania, Italia y Japón.

27/9/1944

Muere Aristide Maillol, pintor, grabador y escultor francés de origen catalán. Nacido en Banyuls-sur-Mer en el Rosellón catalano-francés, de los Pirineos-Orientales.

27/9/1996

Afganistán cae en manos de los integristas islámicos talibanes.