COMUNICADO de FENASIPRUV ante el proceso electoral del domingo 30 de julio

La Federación Nacional de Sindicatos Profesionales Universitarios en Funciones Profesionales en la Administración de las Universidades de Venezuela (FENASIPRUV) se dirige a la comunidad universitaria y al pueblo de Venezuela en general, para expresar públicamente nuestra posición ante el llamado del Gobierno a un proceso electoral para este domingo 30-7-2017 con miras a constituir una Asamblea Nacional Constituyente para cambiar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

 

Más allá de nuestra legítima función de defender a los trabajadores y en especial a nuestros agremiados de los reiterados abusos del Patrono (sean las propias universidades o el Gobierno Nacional) como profesionales y ciudadanos nos vemos en la necesidad, en la obligación, de rechazar de forma contundente la realización de una Asamblea Nacional Constituyente Comunal para cambiar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, con el deliberado propósito de acabar con las instituciones establecidas, suspender elecciones y más grave aún, crear un aparataje con miras a perpetuarse en el poder sin respetar la Soberanía Nacional que reside intransferiblemente en el Pueblo Venezolano.

 

Una Constitución es la ley fundamental de un Estado, con rango superior al resto de las leyes, donde se definen los derechos y libertades de los ciudadanos y delimita los poderes del Estado.​ Por esta razón, su redacción o modificación debe ser producto de un consenso del pueblo y sus representantes. En este caso, una Constitución en donde el Gobierno determinó de forma unilateral los temas, las formas de participación y donde su militancia convertida en candidatos que desde ya han anunciado que servirá para acabar con la disidencia, no puede sino ser rechazada desde todo punto de vista.

 

Es lamentable que el Gobierno haya mal interpretado el apoyo popular con el que se inició y lo convirtiera en excusa para el abuso y deseos de perpetuidad en el poder, algo que definitivamente no se puede considerar Democracia. En Democracia las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad a sus representantes… la Asamblea Nacional, por ejemplo, electa y boicoteada por el Gobierno desde todas las formas posibles. La voz del pueblo también se expresa, cuando en su condición de trabajadores, escogen a sus representantes en los sindicatos, otra estructura de participación ciudadana a la cual el Gobierno ha boicoteados desde todo punto de vista… porque el Gobierno no acepta críticas, no acepta contraloría, no acepta disidencia; el Gobierno sólo quiere imponer su voluntad, sólo acepta estructuras serviles y un pueblo sumiso a sus decisiones. Eso, no es Democracia.

 

Capítulo aparte es lo sucedido en las recientes semanas de protestas sociales, en las cuales, el Gobierno en vez de buscar soluciones civilistas, su respuesta ha sido represión desmedida contra la sociedad civil, utilizando grupos armados, llámense cuerpo policiales, militares o colectivos. El balance es casi un centenar de muertos, miles de heridos, cientos de detenidos, cientos de denuncias de torturas, en fin…

 

Compartimos dos artículos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, de singular relevancia en esta coyuntura política de la nación:

 

Artículo 2: “Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”.

Artículo 350: “El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

 

Por todo lo antes expuesto, FENASIPRUV expresa su público rechazo a las pretensiones del Gobierno en reformar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y exhorta a sus agremiados, a la comunidad universitaria (Egresados, Estudiantes, Docentes, Trabajadores)  y al pueblo de Venezuela en general, a no participar en el proceso electoral convocado para este domingo 30 de julio de 2017.

 

La defensa del hilo constitucional y de la propia Constitución de la República Bolivariana de Venezuela es tarea de TODOS así como lo restablece el Artículo 333: “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia”.

 

Sindicato Nacional Asociación de Profesionales Universitarios en Funciones Administrativas y Técnicas de la Universidad Central de Venezuela (APUFAT)

Asociación Sindicato Nacional Asociación de Profesionales de la Universidad de Oriente (ASPUDO)

Sindicato de Profesionales de la Universidad del Zulia (SIPROLUZ)

Sindicato de Profesionales de la Universidad Simón Rodríguez (SIPRUSIR)

Sindicato de Profesionales y Técnicos de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (SIPROTUPEL-Maturín)

Sindicato Regional de Profesionales de la Universidad de los Andes (SIPRULA)

 

25 de julio de 2017

No se han encontrado comentarios

Twitter Apufat

Login

Archivos

Efemérides

23/4/1616

Muere el novelista, poeta y dramaturgo español Miguel de Cervantes Saavedra.

23/4/1616

Muere el dramaturgo, poeta y actor inglés William Shakespeare.

23/4/1890

Nace el compositor ruso, Sergei Prokofiev.

23/4/1936

Muere en Madrid (España) víctima de la tuberculosis, Ana Teresa Parra Sanojo, laureada escritora conocida por su seudónimo “Teresa De La Parra” . Hija de padres venezolanos residenciados en París (Francia) nació en esa ciudad el 05 de octubre de 1889. Regresa a su patria a los 2 y regresa junto con sus 5 hermanos a Europa a los 8 años, luego de quedar huérfana de padre. Ya adulta, vuelve a Venezuela y comienza a revelarse como escritora, en artículos publicados por ella en diferentes diarios capitalinos. En 1924 participa en un concurso literario en la Ciudad de París, auspiciado por el Instituto Hispanoamericano de la Cultura Francesa, obteniendo el primer premio. En este mismo año publica el Diario de una Señorita con el nombre de “Ifigenia” con el seudónimo de “Teresa De La Parra”. Entre sus más destacadas obras están Memorias de Mamá Blanca.