CARTA PUBLICA de los vicerrectores administrativos al Ejecutivo Nacional

Señores:

Hugo Chávez


Presidente de la República

Bolivariana de Venezuela

Ricardo Sanguino

Presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional

Elías Jaua

Vicepresidente Ejecutivo

Edgardo Ramírez

Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria

Nosotros, los abajo firmantes, vicerrectores administrativos de *UCV, ULA,
LUZ, UC, UDO, UPEL, UNA, USB, UNET, UNEG, UCLA y UNEXPO,
conocedores angustiados de la real crisis de nuestras casas de estudio, nos
dirigimos a ustedes a fin de hacer de su conocimiento la grave situación
presupuestaria por la que atraviesan todas las universidades del país para
cerrar el presente ejercicio fiscal.
La Universidad Venezolana, consciente de su rol protagónico y comprometida
con la sociedad venezolana, en su responsabilidad de ser formadora de
talento humano, generadora de conocimientos y orientadora de la vida del
país al contribuir con el esclarecimiento de los problemas nacionales; ha
venido cumpliendo con sus funciones esenciales de docencia, investigación y
extensión, apoyándose en una cuota de sacrifico por parte de sus profesores,
empleados, obreros y estudiantes, como consecuencia de la asignación durante
cinco años consecutivos del mismo presupuesto y tres de ellos con los mismos
sueldos, adicionándose a esta situación los continuos retrasos en el envió
de los recursos asignados a las universidades por parte del Ejecutivo
Nacional.

Reconocemos los esfuerzos realizados para la aprobación de recientes
créditos adicionales para el Sector Universitario. Sin embargo, los mismos
corresponden al pago parcial de deudas contraídas con los trabajadores desde
el año 2008, e insuficiencias año 2010 sólo en las providencias
estudiantiles y en el seguro de hospitalización, cirugía y maternidad (HCM).
Asimismo, manifestamos nuestra disposición a cualquier nueva revisión a
nuestras exiguas finanzas, para así comprobar una vez más las insuficiencias
presupuestarias.

Nuestras universidades desde el inicio del presente año manifestaron la
necesidad de recursos adicionales para poder desarrollar a plenitud sus
actividades esenciales, sin ser atendidas de forma oportuna y adecuada, no
vislumbrándose hasta el presente una respuesta satisfactoria que permita a
estas instituciones cumplir con los compromisos contraídos.

Queremos compartir y dar solución perentoria a corto y mediano plazo, a los
siguientes planteamientos:

1.- Nuestros estudiantes sufren con mayor intensidad esta crisis
presupuestaria. Las aulas de clase están destartaladas, con ausencias de
pupitres y sin condiciones mínimas para la actividad académica. Las
bibliotecas carecen de libros actualizados, tecnología adecuada y con
condiciones ambientales deplorables. Nuestros espacios están amenazados
constantemente por el hampa ante la falta de presupuesto en infraestructura
de prevención y servicio de vigilancia, colocando en peligro las vidas de la
comunidad y el patrimonio nacional. Nuestros edificios, con décadas de
historia, tienen graves problemas de mantenimiento y limpieza, al igual que
el cuidado de las áreas verdes. Nuestro parque automotor está obsoleto con
unidades colectivas con más de cuarenta años de existencia. Las condiciones
de trabajo de nuestros trabajadores dejan mucho que desear y no hemos podido
cumplir con todas las nuevas exigencias legales (LOPCYMAT, personas con
discapacidad, entre otros) y normativa laboral venezolana. Nuestros
estudiantes y docentes no tienen financiamiento para los proyectos de
investigación y más grave aún, para los de extensión, con el consecuente
impacto en las comunidades con las que hemos venido trabajando, mientras que
al mismo tiempo, nuestros laboratorios carecen de suministros y tecnología
adecuada.

2.- Nuestros obreros, empleados y profesores están desesperados por la
precaria situación familiar que padecen: sueldos y salarios que no varían
desde el 2008, deudas laborales como primas académicas, antigüedad,
titularidad y bono de doctor, actualización del bono de alimentación (cesta
ticket) de más de dos años e imposibilidad de cumplir con la obligación de
pago del bono alimentario del personal activo durante el último trimestre
2010. Toda esta situación hace que los meses finales del corriente año sean
aún más difíciles para las universidades venezolanas a nivel laboral.
Es importante destacar igualmente que tenemos dos años luchando por que se
reconozca al personal docente y de investigación los mismos beneficios de
los cuales disfrutan hoy en día el personal administrativo y obrero (prima
por hogar, ajuste de prima por hijos, prima por hijos excepcionales, prima
de antigüedad, bono alimentario o de salud para docentes jubilados), ya que
por ley les corresponde si se aplica el principio de la no exclusión ni
discriminación entre los sectores universitarios, el cual es reconocido por
OPSU y el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria
(MPPEU).

3.- Con el propósito de mantener nuestras instituciones abiertas durante el
segundo semestre de este año, el MPPEU autorizó una reprogramación del
presupuesto de personal, para asignarlo a gastos de funcionamiento, con el
compromiso de la aprobación de un crédito adicional para el mes de julio,
para subsanar la situación. Lamentablemente, no a todas las universidades se
les ha resuelto esta situación. Para cumplir con el resto de las
universidades, es necesario que la Asamblea Nacional apruebe el crédito
adicional correspondiente, de manera que el MPPEU cumpla con el compromiso
adquirido con estas instituciones. Esto último es fundamental: necesitamos
definitivamente un crédito adicional, no sólo para soportar los gastos de
funcionamiento antes descritos, sino para pagar los que ya nos autorizaron y
que en este momento no nos pueden ser devueltos por razones técnicas.

4.- La previsión social ha sido fuertemente afectada. Nuestras cajas de
ahorro no han crecido -en términos de porcentaje- dado que tenemos los
mismos sueldos que hace tres años, lo cual ha limitado su capacidad de
respuesta para solucionar problemas puntuales de los profesores. Los
servicios de HCM han tenido graves problemas durante todo el año, al punto
que cuatro universidades cerraron el servicio, cerca de una docena de ellas
han debido restringirlos y el resto tiene graves problemas de solvencia
financiera. A los Fondos de Jubilaciones y Pensiones les fue arrebatado el
aporte institucional, en una decisión unilateral e ilegal por parte del
MPPEU. Los universitarios jubilados no han cobrado prestaciones sociales
desde 2008 y se adeudan los intereses desde 2001, deuda que comenzó a honrar
este gobierno pero que, posteriormente, dejó de cancelarse.

5.- Estamos a punto de cerrar el ejercicio económico de 2010, arrastrando
ineficiencias de 2009 y de cara a un 2011 todavía aún peor, dado que los
lineamientos emanados del MPPEU para formular el presupuesto 2011 son los
mismos del 2010, con lo cual el presupuesto universitario sería reconducido
por sexto año consecutivo y el personal docente, administrativo y obrero
tendría cuatro años con los mismos sueldos. Esto significa que
aproximadamente 1.200.000 estudiantes universitarios del país seguirán en
las precarias condiciones de calidad académica, seguridad física y ambiental
y deterioro del campus que persiste en todas las universidades venezolanas;
100.000 trabajadores, entre obreros, empleados y profesores, continuarán en
una situación delicada con respecto a su patrimonio familiar y, de esta
forma, las esperanzas de muchos jóvenes que aspiran egresar de las
universidades venezolanas se verán truncadas porque existen problemas que
afectan la calidad de lo que significa la educación universitaria en
Venezuela.



En virtud de lo anterior, y con el fin de dar una respuesta de esperanza a
la amplia y noble comunidad universitaria de Venezuela, hacemos un llamado
al diálogo responsable y solicitamos una audiencia con el Vicepresidente
Ejecutivo acompañado del señor Ministro del Poder Popular para la Educación
Universitaria; con la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, a fin de
explicar en detalle la dramática situación por la que atraviesan la
Universidades Nacionales.

Estamos confiados en ser atendidos y escuchados, en que logremos resultados
inmediatos que bajen el nivel de angustia en las comunidades universitarias
y en que demos respuesta al sueño de cientos de millares de jóvenes del
país.

Prof. Bernardo Méndez

Vicerrector Administrativo

UCV

Prof. María Guadalupe Núñez

Vicerrectora Administrativa

LUZ

Prof. Tahís Pico de Olivero

Vicerrectora Administrativa

UDO

Prof. Doris Avendaño

Vicerrectora Administrativa

UNET

Prof. Arnaldo Escalona

Vicerrector Administrativo

UNA

Prof. Wilfredo Guaita

Vicerrector Administrativo

UNEG

Prof. Manuel Aranguren

Vicerrector Administrativo

ULA

Prof. José Ángel Ferreira

Vicerrector Administrativo

UC

Prof. Edgar Alvarado

Vicerrector Administrativo

UCLA

Prof. William Colmenares

Vicerrector Administrativo

USB

Prof. Mazra Morales

Vicerrectora Administrativa

UNEXPO

Prof. Alfredo Ortega Pérez

Vicerrector Administrativo

UPEL

No se han encontrado comentarios

Twitter Apufat

Login

Archivos

Efemérides

30/7/1771

Muere Thomas Gray, poeta inglés.

30/7/1863

Nace Henry Ford, fabricante de automóviles estadounidense.

30/7/1863

Abraham Lincoln promulga la orden "ojo por ojo" por la cual autorizaba a fusilar un prisionero confederado por cada negro prisionero fusilado en el Sur.

30/7/1898

Muere Otto von Bismarck, estadista alemán.

30/7/1898

Nace Henry Spencer Moore, escultor británico.