Gobierno promete a obreros control de empresas para anular sindicatos

«En la revolución los sindicatos deben desaparecer», dijo el presidente Hugo Chávez el 24 de marzo de 2007. A tres años de la advertencia, el Gobierno ha afinado su estrategia en esa dirección

El Nacional.- «En la revolución los sindicatos deben desaparecer», dijo el presidente Hugo Chávez el 24 de marzo de 2007 durante un acto de participación femenina, realizado en la Academia Militar, cuando se refería a la creación del partido único revolucionario.



A tres años de la advertencia, el Gobierno ha afinado su estrategia en esa dirección, pero de una manera sutil. Ha instalado mesas de trabajo para cristalizar la promesa de que serán los obreros quienes ejerzan el control sobre las empresas del Estado. Con esta iniciativa, el Ejecutivo insiste en anular los sindicatos, como se observa en el documento oficial «Políticas Laborales y Negociación Colectiva», redactado en abril de 2009.


El informe señala que el control obrero o la participación principal de los trabajadores es «parte del pueblo organizado para transformar el concepto clásico de negociación colectiva y avanzar con conciencia en la construcción del socialismo». La responsabilidad de lograr esta meta la tiene la división de trabajadores del PSUV.


En la memoria y cuenta del Ministerio del Trabajo se señala que en 2009 hubo 1.223 procesos de negociación de convenciones colectivas, de las cuales sólo se firmaron 360 ¬lo que representa un 30%- y la mayoría en el sector privado. Además, hace referencia a la normativa laboral de los empleados y obreros de las universidades y los contratos colectivos de los ministerios de Educación y del Trabajo, Metro de Caracas y el sector eléctrico.


También menciona el inicio de las negociaciones del contrato colectivo petrolero.


Las convenciones colectivas de ministerios, empresas e institutos estatales, gobernaciones y alcaldías vencidos desde hace años darán paso a un modelo de contrato único, cuya discusión la decide la Comisión Presidencial, creada mediante decreto en diciembre.


«El control obrero busca marear a los trabajadores para detener la discusión de los contratos colectivos de las empresas básicas, ya vencidos», afirmó José Jiménez, director laboral de la Siderúrgica del Orinoco. Agregó que el sindicalismo opositor es neutralizado con dirigentes oficialistas que discuten los contratos cuando el Gobierno lo establece.


«Los independientes no participan en las mesas de las empresas de Guayana», dijo Henry Arias, del sindicato de Alcasa. La exclusión se aplicó también en las negociaciones de los contratos colectivos de la Cantv y de Petróleos de Venezuela de los dirigentes opositores de las federaciones de trabajadores petroleros y de telecomunicaciones.


Germán Cortéz, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros del Zulia, denunció que el ministro de Energía y Petróleo y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, instruyó a las gerencias para que impidan el ingreso de dirigentes sindicales no oficialistas a las áreas operacionales.


Tampoco son reconocidos por la empresa estatal como representantes de los trabajadores a la hora de reclamar incumplimientos del contrato colectivo. «La estrategia es quedarse con los sindicatos afectos al régimen, lo que reduciría de 200 a 50 el número de organizaciones gremiales y, en el caso de Zulia, la intención es reducirlas de 63 a 18», manifestó Cortéz. Destacó que los trabajadores son obligados ¬bajo amenaza de despido- a renunciar a los sindicatos independientes e inscribirse en los oficialistas.


Consejos de trabajadores. Jesús Urbieta, ex representante de Venezuela en la Organización Internacional del Trabajo, aseguró que el Gobierno también quiere imponer los consejos de trabajadores en las empresas, y sólo permitirá sindicatos afectos al régimen.


Alertó que el documento «Políticas Laborales y Negociación Colectiva» elimina el marco democrático de las relaciones laborales y que esta propuesta fue anexada al expediente de las violaciones del Gobierno venezolano a los convenios 98 y 87 ¬sobre libertad sindical y derecho a la contratación colectiva- de la Organización Internacional del Trabajo.


De acuerdo con empleados públicos, los consejos de trabajadores no han tenido suficiente aceptación y eso ha significado un viraje en la política del Gobierno: se ordenó a la dirigencia sindical convencer al personal sobre el control obrero y ganar las elecciones de las directivas sindicales aprovechando las divisiones de los opositores, como ocurrió en Fetratel y Futvp.

POR:

Ana Díaz

NOTA:
Si deseas ver la información en su formato original,
sólo dale Doble Click
al nombre del medio que la publicó,
que está al principio del texto,
en Negritas y Subrayado.

No se han encontrado comentarios

Twitter Apufat

Login

Archivos

Efemérides

23/4/1616

Muere el novelista, poeta y dramaturgo español Miguel de Cervantes Saavedra.

23/4/1616

Muere el dramaturgo, poeta y actor inglés William Shakespeare.

23/4/1890

Nace el compositor ruso, Sergei Prokofiev.

23/4/1936

Muere en Madrid (España) víctima de la tuberculosis, Ana Teresa Parra Sanojo, laureada escritora conocida por su seudónimo “Teresa De La Parra” . Hija de padres venezolanos residenciados en París (Francia) nació en esa ciudad el 05 de octubre de 1889. Regresa a su patria a los 2 y regresa junto con sus 5 hermanos a Europa a los 8 años, luego de quedar huérfana de padre. Ya adulta, vuelve a Venezuela y comienza a revelarse como escritora, en artículos publicados por ella en diferentes diarios capitalinos. En 1924 participa en un concurso literario en la Ciudad de París, auspiciado por el Instituto Hispanoamericano de la Cultura Francesa, obteniendo el primer premio. En este mismo año publica el Diario de una Señorita con el nombre de “Ifigenia” con el seudónimo de “Teresa De La Parra”. Entre sus más destacadas obras están Memorias de Mamá Blanca.