Economía socialista bajo el debate
de opiniones contrapuestas

El Universal.- Sin prisa, pero sin pausa, el Ejecutivo continúa su marcha para establecer en el país su ansiado plan de economía socialista, con el que busca frenar, a juicio de los impulsores de este plan, las injusticias del mal llamado capitalismo.





Leyes, amenazas, expropiaciones, intervenciones y tomas han estado a la orden del día. Organismos como el Instituto Nacional de Tierras e Indepabis se han convertido en una suerte de brazo ejecutor para el Gobierno, y sin quedar atrás, la Asamblea Nacional que avanza hacia la aprobación de instrumentos, como los de Propiedad Social y de Planificación, que buscan acentuar la implantación del nuevo esquema.

Nuevamente algunos sectores ven amenazados sus intereses. Incluso hay quienes creen que la famosa filosofía gubernamental de que «ser rico es malo», es la que busca imponerse en esta historia, con la salvedad de que los venezolanos no estarán dispuestos a adoptarla como parte de su vida.

Jorge Botti, presidente de la Comisión de Economía de Fedecámaras y director del Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice) , cuestiona el hecho de que la economía socialista no contemple criterios de rentabilidad y acumulación de capital, remitiéndose al Plan Socialista 2007-2013, presentado por el Gobierno.

No está de acuerdo con que la actividad económica esté centralmente planificada, como se plantea en el texto, y que los bienes de producción con altos niveles de potencialidades pasaran a manos públicas y no privadas.

En este aspecto coincide el ex gerente de investigaciones económicas del Banco Central de Venezuela, José Guerra. A su juicio, la centralización es un disparate que no es viable en Venezuela ni otro país del mundo, solo en regímenes como el cubano o norcoreano.

«Quienes intentan imponer al Estado por encima del individuo, indudablemente son sociedades que fracasan», agrega Botti. Pero así no lo ven los sectores que apoyan al Gobierno, bajo el argumento de que sólo a través de una economía socialista se podrá dar una distribución equitativa de la riqueza.

El presidente de Fedeindustria, Miguel Pérez Abad, lamenta que existan quienes juegan con intereses «ocultos», para tergiversar la realidad. Resalta que hay una corriente global de las empresas privadas y su rol en la sociedad, y que no estén sólo por el afán de lucro.

«Si las empresas se concentran nada más que en la obtención de una rentabilidad, y le pasan por encima a sus trabajadores y a la sociedad, se termina destruyendo la forma de producción», precisa.

Pérez Abad no ve imposibles cuando se busca fomentar el emprendimiento y reducir el proletariado, sobre todo si se busca implantar en el país modelos económicos que sirven de ejemplo para el mundo como el de Suecia o Noruega. «Son socialistas, y hay una distribución equilibrada de la riqueza», agregó. En esto coincide el sector privado, sólo que las experiencias que manejan, como el caso del Central Azucarero Ezequiel Zamora, afianzan su tesis de que el Estado no ofrece la mejor garantía de producción. Mientras siguen a la espera de un verdadero diálogo constructivo con el gobierno, con la esperanza de manifestar no sólo sus inquietudes, sino de formar parte de los cambios que experimenta el país.

POR:

Yaneth Fernández

NOTA: Si deseas ver la información en su formato original, sólo dale Doble Click al nombre del medio que la publicó, que está al principio del texto, en Negritas y Subrayado.

No se han encontrado comentarios

Twitter Apufat

Login

Archivos

Efemérides

29/7/1824

Nace Alejandro Dumas, escritor francés.

29/7/1836

Se inaugura el Arco del Triunfo de París (Francia).

29/7/1856

Muere Robert Schumann, compositor alemán.

29/7/1883

Nace Benito Mussolini, dictador italiano.

29/7/1890

Muere Vincent Van Gogh, pintor postimpresionista holandés.