Ingresos petroleros en 2009
no cubrirán necesidades básicas

El Universal.- Heliodoro Quintero, analista petrolero y ex gobernador de Venezuela en la OPEP, estima que un escenario factible para el país en 2009 es que el barril de crudo local se ubique en torno a los 40 dólares, precio con el cual el ingreso petrolero total será incluso menor a la cantidad que se destinó este año sólo para importar bebidas y alimentos.


Estima poco probable un panorama con un precio superior y prevé mayores posibilidades de que la tendencia sea a la baja, aunque se atreve a hacer proyecciones asumiendo que las decisiones de la OPEP puenden tener éxito y «llevar la cesta local de los 30 dólares a los 40, 45 y hasta quizás los 50 dólares».
Calculando un costo de producción de siete u ocho dólares por barril y un valor promedio de 40 dólares, estima que en 2009 ingresarán 20 mil millones de dólares al país por renta petrolera total, comparado con los 60 mil millones de dólares que se recibieron este año.


Precisó que en 2008 las importaciones de bienes en dólares alcanzaron los 50 mil millones y la mitad fueron para alimentos y bebidas, poniendo en evidencia que en esta perspectiva los ingresos petroleros serán insuficientes para cubrir al menos este rubro en 2009.


«Si nada más para alimentar a la población de productos que ya simple y llanamente no se pueden producir en el país se tuvieron que llevar a cabo importaciones en el 2008 de 25 mil millones de dólares, la renta petrolera no alcanza completa el año que viene para cubrir estas necesidades, en un escenario bueno», explicó.


Hizo énfasis en que estas estimaciones incluyen fundamentalmente que se cumplan efectivamente los recortes de producción anunciados por la OPEP, que en 2008 alcanzaron los 4.200.000 barriles diarios, «lo cual no es necesariamente la proyección más probable, sino una realidad factible», apuntó.


Quintero puntualizó que de los 4.200.000 millones de barriles diarios ofrecidos por el cartel como recorte el 17 de diciembre, nada más han salido del mercado un millón de barriles a la fecha, razón por la cual «los precios en lugar de subir, ni siquiera permanecen en el mismo lugar sino que bajan».


A su juicio, los intensos recortes prometidos «han sido anuncios únicamente», por lo que «la credibilidad de esta medida desde el punto de vista técnico y político es muy baja. La OPEP no le transmite al mercado confianza de que esa medida se vaya a materializar», dijo.


Para argumentar sus consideraciones recordó que la mayoría de los organismos importantes que hacen pronósticos en el mundo (como la OPEP, la Agencia Internacional de Energía, la Administración de Información de Energía de EEUU, el ministerio de energía de los EEUU, entre otros), prevén que va a haber una contracción de la demanda para el año 2009.


«Es decir, si este año se consumieron alrededor de 86 punto tanto millones de barriles diarios, el año que viene se va a consumir menos, fenómeno que no ocurría desde hace más de 25 años aproximadamente».


Presume que «con un WTI (West Texas Intermediate) en 40 ó 35 dólares en lo habitual de las últimas tres semanas, cuando estamos en la época de alto consumo por ser invierno, pudiera perfectamente extrapolarse como la medida que pudiese prevalecer en el transcurso de todo el año 2009».


POR:

Cristina Hossne


NOTA: Si deseas ver la información en su formato original, sólo dale Doble Click al nombre del medio que la publicó, que está al principio del texto, en Negritas y Subrayado.

No se han encontrado comentarios

Twitter Apufat

Login

Archivos

Efemérides

20/10/1548

El capitán Alonso de Mendoza funda la ciudad de Nuestra Señora de La Paz, actual capital de Bolivia.

20/10/1820

España y Estados Unidos de Norteamérica celebran un tratado por el que el territorio mexicano de La Florida pasa a pertenecer al país del norte.

20/10/1918

Fin de la Primera Guerra Mundial. Alemania aceptó los términos del presidente de Estados Unidos, Wilson para terminar este episodio sangriento.

20/10/1968

Boda de la estadounidense, Jacqueline Kennedy con el armador griego, Aristóteles Onassis.