No a la dedocracia y el clientelismo

Gracias al Sindicato Nacional Asociación de Profesionales Universitarios en Funciones Administrativas y Técnicas de la Universidad Central de Venezuela (APUFAT) los profesionales disfrutamos del Sistema de Desarrollo Profesional (SDP) imperante en la UCV desde 1992 y aprobado por el Consejo Universitario en 1993. Fue un logro gremial luego de varios años de lucha.Este sistema es la base de un sistema de meritocracia para el estímulo del empleado, que fundamenta sus posibilidades de desarrollo en la institución en base a su esfuerzo y no por el amiguismo, la dedocracia y el clientelismo. De esta forma, se estimula a quien más esfuerzos profesionales evidencia. Nada está en manos del azar.

El SDP clasifica a los profesionales universitarios en cinco categorías (Profesional I, Profesional II, Profesional III, Profesional IV, Profesional V). Esta clasificación no es caprichosa, pues responde a tres criterios:
Educación formal (35 %)
Experiencia Profesional (45 %)
Otros méritos en el ejercicio profesional (20 %)

Internamente, el SDP está organizado en cinco (5) subsistemas:
1.- Ingreso
2.- Clasificación, ubicación y ascenso
3.- Formación y perfeccionamiento
4.- Remuneración
5.- Egreso

Si quieres conocer en profundidad el Sistema de Desarrollo Profesional, puedes revisarlo en el menú principal de la página, en la sección de Documentos.

No se han encontrado comentarios

Twitter Apufat

Login

Archivos

Efemérides

23/4/1616

Muere el novelista, poeta y dramaturgo español Miguel de Cervantes Saavedra.

23/4/1616

Muere el dramaturgo, poeta y actor inglés William Shakespeare.

23/4/1890

Nace el compositor ruso, Sergei Prokofiev.

23/4/1936

Muere en Madrid (España) víctima de la tuberculosis, Ana Teresa Parra Sanojo, laureada escritora conocida por su seudónimo “Teresa De La Parra” . Hija de padres venezolanos residenciados en París (Francia) nació en esa ciudad el 05 de octubre de 1889. Regresa a su patria a los 2 y regresa junto con sus 5 hermanos a Europa a los 8 años, luego de quedar huérfana de padre. Ya adulta, vuelve a Venezuela y comienza a revelarse como escritora, en artículos publicados por ella en diferentes diarios capitalinos. En 1924 participa en un concurso literario en la Ciudad de París, auspiciado por el Instituto Hispanoamericano de la Cultura Francesa, obteniendo el primer premio. En este mismo año publica el Diario de una Señorita con el nombre de “Ifigenia” con el seudónimo de “Teresa De La Parra”. Entre sus más destacadas obras están Memorias de Mamá Blanca.